1/2 Ambiente y Wushu (Kung Fu)

 

Puede parecer extraño para muchos tocar un tema de esta índole dentro de las Artes Marciales, pero nada de extraño es para las personas que practicamos Wushu (Kung Fu) de una forma Integral, en donde los Valores como la Honestidad, el Respeto, la Tolerancia, la Humildad, por ejemplo, toman una importancia muy relevante y el Amor a la Naturaleza es uno de ellos. Estos Valores han tomado mucha importancia en la actualidad dentro de las instituciones de estudio desde la primaria, por muchas razones.

Actualmente se le está tratando de dar un poco mas de resonancia a este tema como una acción preventiva ante el azote de la delincuencia que se vive, no sólo en El Salvador sino también en muchos países. Y los países que han sabido prevenir, les ha funcionado muy bien.

Los Estilos de Wushu (Kung Fu) principalmente el Tradicional describen una singular relación directa con los Valores y particularmente con la Naturaleza. Casi en su totalidad los estilos están basados en movimientos sacados de los Animales, insectos, incluso de la Mitología (por ejemplo: Tigre, Grulla, Serpiente, Leopardo, Caballo, Mono, León, Elefante, Mangosta, Mantis, Dragón, Ave Fénix entre otros)  y de los Elementos de la Alquimia (Agua, Madera, Fuego, Tierra, Metal).

Es debido a esta razón que dentro del Arte Marcial Chino se nos enseña a Respetar a todo aquel ser viviente que vive en aquel ecosistema del cual también nosotros formamos parte.

El Amor a la Naturaleza irónicamente no parece interesarle verdaderamente a nadie, porque a pesar de los esfuerzos de pequeños sectores ambientalistas, el 1/2 Ambiente está llegando al colapso. Los cambios bruscos que la Naturaleza ha estado reflejando desde ya hace varios años, han llegado a un estado realmente Grave y Alarmante que muchos se resisten a creer y otros se resisten a hacer algo en beneficio de este Agonizante Medio que nos rodea.

El 1/2 Ambiente nos provee de todo lo necesario para vivir y prácticamente nosotros NO compensamos ese Beneficio. Por el contrario, agotamos todos sus recursos como cualquier plaga lo haría… sin importarle las consecuencias.

Como alguien dijo por ahí hace muchos años: somos la única especie que asemeja a una plaga. Que nos propagamos rápidamente y donde llegamos a poblar terminamos con todo.

Si en teoría somos los animales más inteligentes, la pregunta es ¿por qué hacemos estupideces como esta?

La respuesta es sencilla pero dolorosa para muchos y “beneficiosa” para otros. Los intereses económicos de millonarias empresas como las llamadas transnacionales son parte del problema. La otra posiblemente sea la Cultura de cada individuo que destruye la Naturaleza sin pensarlo dos veces. Y probablemente ya no sea un problema de inteligencia… sino de Conciencia, la cual parece ser muy difícil de hacer notar.

Nosotros los “seres humanos” somos de lo más complicado. Y como decía un antiguo amigo: del ser humano se puede esperar cualquier cosa. Y en el caso de los intereses económicos de las millonarias empresas antes mencionadas… a estas poco o nada les interesa agotar los recursos, cegados por la avaricia.

Intereses Desmedidos y con el único propósito de acaparar recursos económicos, se utilizan objetos que son letales, tanto para la Flora como también para la Fauna.

Creemos que con una acción inapropiada nuestra, contra el 1/2 Ambiente, esto no va a hacer ningún daño, sin embargo una cosa lleva a la otra y a final de cuentas, es una reacción en cadena que al final llevará al colapso total. El cual nadie puede ver… mejor dicho: nadie quiere ver, sin embargo, ya estamos en ese proceso degenerativo y poco a poco destruimos nuestro entorno, sin tener conciencia de que nosotros también formamos parte de ese ecosistema que estamos destruyendo.

 

 

Produce una inmensa tristeza pensar que la Naturaleza habla mientras el género humano no escucha.

Victor Hugo